"comprehendere scire est"

Welcome divider

Consejo Nacional para el Entendimiento Público de la Ciencia.

1995 la responsabilidad de la ciencia.


Miguel Angel Méndez Rojas Editor de la Revista Aleph Zero

Qué esta ocurriendo con la seguridad aparente que la ciencia nos prometía? Es que acaso creamos únicamente nuevos problemas que quedarán pendientes de solución?

Hoy en día los estudiantes de ciencias debemos cuestionarnos sobre la importancia de ejercer responsablemente en nuestras profesiones cuando así en el futuro deba ocurrir.
Divulgar el conocimiento también tiene sus responsabilidades. Callar algo por envidias personales o por querer proteger avances personales, son el alimento de numerosas revistas científicas pseudo "profesionales", que ven llenas sus páginas de artículos incompletos en donde la parte medular de la transmisión del conocimiento se calla para evitar que otros puedan aprovecharla.

Y no debería ocurrir esto. La ciencia debe transmitirse. Es la única forma de dignificarla. De quitarle ese matiz oscuro y prohibido que al paso de los siglos le ha ido caracterizando.
La comunidad científica se ve amenazada por pseudo-científicos que lo único que hacen es vaciar los bolsillos de ingenuos compradores, que por unas monedas piensan que un X o Y producto les permitirá modificar sus vidas. Cuando la realidad los asalta, quién resulta irremediablemente vitulpeada es la ciencia más que el comprador o el vendedor.

Es hora de hacer algo por la ciencia. De exigir su manejo responsable, tanto por nosotros como por los demas.

La ciencia esta avanzando a una velocidad mayor a nuestra capacidad de aprovecharla y asimilarla por completo en su esencia. Esto no es malo, pero puede provocar problemas entre aquellas personas que no quieran aceptar el avance científico. Tristemente no evolucionarán y permanecerán rezagados. Y muchas veces no es culpa de ellos. Simplemente no pueden tener acceso a las nuevas tecnologías. Y eso es preocupante. El manejo de la información se convertirá en un arma de la cuál dependerán los destinos de las naciones. Sin información no habrá desarrollo.

Realmente es triste seguir leyendo de casos de niños secuestrados para robarles sus órganos para un transplante a algún individuo de grandes recursos pero moral escasa. O de guerras tecnológicas en donde las victimas son los estomagos hambrientos de millones de seres humanos que no reciben ayuda humanitaria, pues el dinero es gastado en desarrollo de armamento, guerras fraticidas o embotamiento de los sentidos de los jovenes.

Aun es tiempo. Mañana puede ser tarde.


Cómo citar este artículo ISO690.
Portada Aleph-Zero

Aleph-Zero No. 1


Revista de Educación y Divulgación de la Ciencia, Tecnología e Innovación

1995 la responsabilidad de la ciencia. .

Editorial. Miguel Angel Méndez Rojas Editor de la Revista Aleph Zero.